Escudo
Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos y Grados en Minas y Energía de Madrid
Ávila Cuenca Guadalajara Salamanca Segovia Toledo Valladolid Zamora

FAQs

------


 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL COITM

P.- ¿POR QUÉ DEBE DE EXISTIR EL COLEGIO DE INGENIEROS TÉCNICOS Y GRADOS EN MINAS Y ENERGÍA, Y EN DEFINITIVA TODOS LOS COLEGIOS PROFESIONALES?

R.-Porque son entidades de derecho público a las que la ley les atribuye la ordenación y el control del ejercicio de las profesiones que se ocupan de facilitar el ejercicio de los derechos de los ciudadanos.

Esta atribución legal conlleva la autorregulación mediante el establecimiento de unos códigos deontológicos que contienen las normas que todos los profesionales colegiados deben cumplir en el desempeño de sus funciones.

Mediante estos códigos deontológicos se garantiza a la sociedad, especialmente a los clientes y usuarios, la buena práctica y la calidad de los servicios profesionales.

P.- ¿QUÉ APORTAN LOS COLEGIOS PROFESIONALES A LA SOCIEDAD?

R.- Garantías para los usuarios de los servicios prestados por profesionales colegiados, consistentes en que estos están habilitados para ejercer y, además, lo hacen siguiendo los estándares de calidad marcados por la profesión mediante normas de conductas recogidas en los códigos deontológicos.

El control a priori del ejercicio profesional mediante la colegiación, lo que no puede sustituirse en ningún caso por el aseguramiento que únicamente compensa daños ya producidos, muchas veces irreparables.

Evitar el intrusismo profesional y denunciar los casos que se produzcan mediante una labor de vigilancia.

Defender ante los poderes públicos el ejercicio efectivo de los derechos fundamentales y sociales de los ciudadanos ante acciones u omisiones que pudieran limitarlos u obstaculizar su pleno desarrollo.

Colaborar con las administraciones públicas (nacionales, autonómicas y locales) en la definición de normativas, planes de estudio de universidades,...

Realizan una labor social mediante actuaciones, estudios o informes de expertos e información sobre diferentes materias de interés general (salud, justicia, sociedad, infraestructuras, medio ambiente...).

Organizar actividades y servicios comunes de interés para los colegiados, de carácter profesional, formativo, cultural, asistencial, de previsión y otros análogos.

Procurar la armonía y colaboración entre los colegiados, impidiendo la competencia desleal entre ellos.

Intervenir, en vía de conciliación o de arbitraje, a las cuestiones que, por motivos profesionales, aparezcan entre los colegiados.

Resolver por laudo, a instancia de las partes interesadas, las discrepancias que puedan surgir sobre el cumplimiento de las obligaciones dimanantes de los trabajos realizados por los colegiados en el ejercicio de la profesión.

Informar en los procedimientos judiciales o administrativos en que se discutan honorarios profesionales.

Visar los trabajos profesionales de los colegiados, cuando ello se establezca de manera expresa a los Estatutos. El visado no comprenderá los honorarios ni de las demás condiciones contractuales que quedan libres en el acuerdo entre las partes.

Facilitar a los Tribunales, conforme a las leyes, la relación de colegiados que puedan ser requeridos para intervenir como peritos en los asuntos judiciales, o designarlos por sí mismos, según corresponda.

P.- ¿QUÉ APORTAN LOS COLEGIOS PROFESIONALES A SUS PROFESIONALES?

R.- Defensa de los intereses de la profesión ante los poderes públicos.

Disponer de un código deontológico que sirva de amparo al ejercicio profesional de cara a posibles imposiciones de empleadores tanto del sector público como privado.

Constante actualización sobre la legislación, normativas, iniciativas y proyectos que pueden afectar a la profesión y, en particular, al servicio que prestan a clientes y usuarios.

Una formación específica adecuada a las circunstancias y a las necesidades detectadas por cada profesión a lo largo de toda su vida activa.

Servicios (bolsa de empleo, seguro de responsabilidad civil, asistencia jurídica, biblioteca, publicaciones, web corporativa, etcétera).

Espacio donde compartir experiencias, conocer aspectos del futuro de la profesión, analizar tendencias...

P.- ¿VOY A TENER QUE PAGAR MUCHO POR ELLO?

R.- Monetariamente hablando, podrás comprobar que el coste de estar colegiado es mínimo. Casi podríamos decir que es un pago anual simbólico, para poder mantener los gastos como la web del Colegio.

Además, en las asambleas se informa a los colegiados del estado de cuentas de forma detallada, por lo que podrás saber en todo momento donde ha ido tu pequeña pero importante aportación.

P.- ¿QUÉ PASARÍA SI NO EXISTIERA NECESIDAD DE COLEGIACIÓN PARA LOS PROFESIONALES?

R.- Los colegios profesionales no podrían ejercer su principal función de «vigilar» y controlar el correcto ejercicio de los profesionales. ¿Quién la ejercería?

Indefensión de los clientes, usuarios y consumidores de los servicios al no haber garantía alguna sobre la habilitación de los profesionales que ejercen.

Al no tener esa garantía, se podría incurrir en la contratación de servicios a profesionales no habilitados o que no dispongan de la titulación y/o competencias oportunas para ello.

Tendencia al aumento de malas prácticas de profesionales con el perjuicio que ello podría provocar sobre la salud, el patrimonio, los servicios generales, el medio ambiente o la seguridad de las personas.

Posibilidad de aumento de profesionales "movidos" por criterios economicistas en vez de por el interés general que debe impregnar el ejercicio de los profesionales liberales.

Indefensión de los profesionales ante la posible imposición por parte de los empleadores de formas de ejercer basadas en criterios economicistas, alterando su criterio profesional.

P.- ¿POR QUÉ LOS PROFESIONALES AL SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA TIENEN QUE COLEGIARSE?

R.- La incorporación al colegio profesional implica la sujeción al código deontológico de la profesión, lo que permite garantizar la independencia y la autonomía de criterio facultativo ante posibles imposiciones de la Administración Pública empleadora que pueden colisionar con dicho criterio profesional y perjudicar al cliente o al usuario final del servicio profesional.

A través de la colegiación, los profesionales están sujetos a un control, lo que garantiza la calidad del servicio a los ciudadanos, lo que especialmente sensible al tratarse de profesiones donde se pone en juego la salud e integridad física o jurídica de los ciudadanos.

El control del ejercicio profesional es una función de las corporaciones colegiales mediante normas deontológicas que tienen como objetivo la prevención y la formación en comportamientos, así como la eventual tipicidad de sanciones cuando el profesional se aparta de ellos.

La Administración Pública tiene reguladas las faltas y sanciones por irregularidades en el servicio como empleados públicos. Esta regulación y la de ámbito profesional se complementan pero no son excluyentes, sino que ambos ámbitos son necesarios porque el empleado público es, ante todo, profesional con sus normas y, además, empleado con otras normas que tienen diferente causa, finalidad y campo de aplicación.

P.- TODO LO EXPUESTO ANTERIORMENTE, ¿COMO SE CONSIGUE?

R.- Sin la participación activa de todos los Colegiados, sería imposible la obtención de los beneficios anteriormente expuestos, por ello es necesaria la colaboración activa de todos.

Por J.L.de Juan García